Entrevista a María Drago Parte 1

1.- Cuando y como fue el hecho de violencia de género?
María: Ocurrió hace dos años en Tucumán, ciudad donde vivo. Fue en mi propio departamento. El violador era cercano a la familia de buena reputación, abogado de mi familia durante más de 10 años. Hasta que un día sin previo aviso me violó contra mi voluntad, tomándome por la espalda. En la violación empezó a gozar al ver sangrado y mucho dolor, demostrando su mente retorcida. Una persona así todo el mundo pensaría que no debería andar en libertad, sin embargo el tiempo pasa y sólo me protege a mi una perimetral, aunque no sabemos si esto mismo le está ocurriendo a otras víctimas! Mientras me violaba hacía énfasis en decirme que era único, que a mi me gustaba eso, y ante mi llanto ejercía más violencia. Luego de eso nunca más tuve sexo convencional, por miedo al sangrado y al dolor. Nunca sospeché de él, hasta el momento en que cambió y me tomó por sorpresa, luego me amenazó y continuó violandome reiteradas veces diciéndome que era mi culpa, que en el fondo me gustaba y que nadie me iba a creer.
2.- Cuánto tiempo paso hasta que hiciste la denuncia?
María: Pasó un año hasta que me decidí a denunciarlo, al principio sentía miedo y mucha vergüenza, él es muy manipulador y verle su costado demente me hizo temer por mi vida y sus represalias. Hasta que un día no aguanté más y conté todo lo que me venía pasando.  Fue el abogado de mi familia, mantuvimos una relación laboral más de 10 años, ahora me enteré que también es estafador y con un perfil violento y psicópata. Pero la realidad es que esconde muy bien ese costado oscuro y para muchas personas es un excelente ciudadano, algo que dista mucho de la realidad. Me tomó un tiempo, pero sabía que cuando tenía que traerme los papeles laborales iba a abusar de mi, y cada vez ganaba mayor poder. Dejé de poder dormir bien, tuve crisis nerviosas hasta que un día pude juntar fuerzas y enfrentarlo cara a cara y exponerlo ante los demás.
3.- Cómo fue denunciar un caso de violencia de género?
María: La verdad fue y sigue siendo un proceso muy desgastante, doloroso e injusto. La “justicia” no ampara a la victima, y la lentitud genera un stress y sufrimiento igual al del hecho que genera la denuncia. He pasado por todos lados, consultado muchas opiniones de abogados, me he informado bastante sobre el tema. La realidad es que cuando me tomaron la denuncia la persona que realizó la entrevista no se encontraba capacitada para dicha tarea. No respetó el proceso que amerita una denuncia de semejante calibre.
4.- Que respuesta o apoyo recibiste de parte de la Justicia como víctima?
María: Al principio me sentí muy apoyada por el observatorio de la mujer, me brindaron mucha información y contención. Pero la justicia ahora me ha abandonado, a veces tengo miedo de que no se haga justicia. Ahora mismo estoy viviendo una pesadilla que nunca se termina, la burocracia y la negligencia de la justicia me están afectando la salud y la psiquis. Mientras el victimario se siente vencedor, mientras dilata más y más el proceso judicial.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *